: actuall.com:Dos niñas rezan en una iglesia en ruinas por la guerra, en Iraq-bravo les « Occidentaux »

¡Buenos días,

Estas son las historias más destacadas al comenzar este martes 1 de mayo, santos José, obrero; Jeremías, profeta; Andéolo; Agustín Schoeffler, presbítero; Juan Luis Bonnard, presbítero y mártir; Torcuato, Tesifonte, Esicio, Indalecio, Segundo, Eufrasio y Cecilio. Si te lo han reenviado, date de alta aquí para recibirlo en tu buzón.

Actuall-CristianosIraq_2017.jpg

(Dos niñas rezan en una iglesia en ruinas por la guerra, en Iraq)

Libertad religiosa. Las condiciones para la libertad religiosa empeoraron en todo el mundo en el último año, según el informe de la Comisión para la Libertad Religiosa Internacional, correspondiente a 2018. Las violaciones contra la libertad religiosa fueron particularmente agudas bajo regímenes autoritarios en el hemisferio oriental. Con la excepción de Cuba, los 28 países que la Comisión designó como los peores perpetradores en 2017, se encuentran al este del meridiano de Greenwich. Los peores abusos incluyen genocidio, esclavitud, violación, encarcelamiento, desplazamiento forzoso, conversiones forzosas, destrucción de propiedades y prohibición de la educación religiosa para niños. La Comisión ha recomendado que 16 países sean reconocidos por el Departamento de Estado de los Estados Unidos como un “país de especial preocupación”, una calficación que identifica a los gobiernos extranjeros que participan o toleran violaciones de libertad religosa “sistemáticas, continuas y atroces”. (ACI Prensa, vía Actuall)

España. El Congreso de los Diputados votará el próximo 8 de mayo si admite a trámite una proposición de Ley remitida por el Parlamento de Cataluña, que incluye la despenalización de la eutanasia en casos de “enfermedad terminal”, y cuando se prevé que el dolor, tanto físico como psíquico, será permanente. La proposición fue aprobada por la Cámara regional el pasado mes de julio, con los votos a favor de Junts pel Sí, el PSC, Ahora en Comú Podem y la CUP. La Constitución española reconoce la iniciativa legislativa de las Asambleas autonómicas, que pueden enviar una proposición de ley al Congreso, para que este la tome en consideración, y delegar su defensa hasta en tres representantes de la región. La propuesta consta de un artículo único, en el que se propone modificar el apartado 4 del artículo 143 del Código Penal, para que queden exentos de responsabilidades los que “de manera indirecta o cooperando ayuden a morir de manera segura, pacífica y sin dolor” a una persona que lo pida de forma “expresa, libre e inequívoca”. (Diana Vázquez, para Actuall)

SELECCIÓN DE ACTUALL

Hitler gana la batalla de Inglaterra (con casi 80 años de retraso), por Alfonso Basallo. El fundador de Actuall –y su primer director– comenta en esta nueva columna el desenlace del caso Alfie Evans, “corolario de lo que viene haciendo Occidente desde que supeditó el valor de la persona al utilitarismo”.

La culpa es de Rajoy, por Gádor Joya. La autora es médico pediatra, portavoz de la plataforma provida española Derecho a Vivir. En esta nueva columna para Actuall, la doctora Joya observa la dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y las intrigas en el seno del Partido Popular.

La extraordinaria hazaña de Alfie Evans, por Candela Sande. La autora reflexiona sobre las enseñanzas del caso Alfie Evans: “En estos momentos de innegable dolor, no hay espacio para la desesperanza y el desánimo, al contrario: la vida de Alfie ha sido una vida victoriosa.”

CORRESPONDENCIA

El fallecimiento del niño Alfie Evans, en el Reino Unido, y la sentencia del caso la manada, en España, acaparan las cartas de nuestros suscriptores.

Sobre la condena por abuso sexual –y no por agresión sexual– de los cinco hombres que obligaron a una joven de 18 años a tener sexo con ellos durante las fiestas de San Fermín de 2016, comentan los lectores de este boletín:

No considerar una agresión sexual una violación por cinco miembros de una ‘manada’ es un atentado contra la dignidad humana, similar al caso ‘Alfie’.

Atentamente.

Javier 

Sobre el fallecimiento de Alfie Evans, el bebé de 23 meses que ha protagonizado una batalla legal por su propia vida, con la ayuda de sus padres, nuestros suscriptores aportan las siguientes reflexiones:

Alfie fue un ángel que pasó por la tierra para mostrarnos

las miserias humanas. Y la falta de amor en el mundo que Dios reciba su almita y le dé consuelo a su familia. Lo deseo de todo corazón. Con amor.

Betty López

Alfredo, sobre este caso que ha conmovido al mundo:

En cuanto a la muerte del angelito Alfie, se mire como se mire, se argumente como se argumente, es un asesinato del sistema britanico de Justicia, de cuya historia podemos sacar la explicación lógica de lo sucedido. 

Pero, lo que es indignante es que un súbdito de la UE (italiano) sea reclamado por ese país, y otro, que renunció a pertenecer a Europa, no lo devuelva, y encima, los demás países eurpeos no abran la boca. 

Hay que ser salvaje para no agotar las posibilidades de mantener con vida a un niño de año y medio. Por eso, vaya desde aquí mi agradecimiento a todos los británicos que votaron a favor del ‘Brexit’. Eso evito que una nación con complejo de Dios formara parte de la UE. 

Alfredo

Sandra González Anasagasti pone el foco en ambos asuntos de la actualidad: el caso Alfie Evans y la sentencia de la manada:

Buenos días:

Hoy me gustaría comentar tres asuntos: por un lado, en cuanto al caso de Alfie Evans, decir que sigo sin entender por qué sus padres no pudieron llevarse a su hijo a otro país, o a su casa, o adonde ellos estimen oportuno, a fin de tratar de hacer lo que ellos consideraban que era lo mejor para el niño. ¿El niño es del Estado? ¿A dónde vamos a llegar? Si resulta que el padre de Alfie consideraba que el diagnóstico de su hijo no era el correcto y quería otra opinión, y además Italia y el Vaticano se habían ofrecido a acoger al niño, ¿por qué no se lo han podido llevar a Italia? Y en todo caso, esos pobres padres, en su desesperación, pidieron que, al menos, les dejaran llevarse al niño a morir a su casa, ¡y no pudieron hacer ni eso! Me parece una falta de humanidad brutal.

Descansa en paz, Alfie, y a tus padres, todo mi respeto y afecto.

En cuanto al otro asunto, que he titulado « pasar página », me refiero al tema de reabrir tumbas de la Guerra civil, moción liderada por la izquierda y, como no, apoyada por todos los partidos, porque parece que el que diga que no tiene algo que ocultar. Lo que hubo en España en el 36 fue una guerra, y como guerra que fue, murieron combatientes de los dos bandos. Fue un drama, una guerra entre hermanos, pero los españoles conseguimos salir de la dictadura posterior sin derramamiento de sangre, y se instauró una monarquía constitucional que hasta el momento ha funcionado muy bien, por lo que no entiendo a qué viene eso de reabrir viejas heridas, querer enfrentar de nuevo a las dos Españas, Yo pienso que esa época ya pasó, y fue una mala época, por lo que lo que hay que hacer es mirar hacia delante y tratar de construir una España mejor, en la que todos estemos unidos, en lugar de fomentar la división en nombre de la llamada « memoria histórica », que sólo sirva para enfrentar y tratar de imponer aún más la supremacía de la izquierda, que en este escenario va de única víctima, cosa que no es así.

Y finalmente, apoyo la afirmación de […] que no puede fomentarse la justicia del pueblo, ya se ocupan las instancias oportunas (la Fiscalía) de recurrir la sentencia de ‘la manada’, que yo también considero injusta, ya que si en este caso no hay intimidación (cuando la chica tenia a cuatro maromos enormes rodeándola) que alguien me diga cuándo existe ese supuesto. Pero, a pesar de esta opinión de que la sentencia se debe recurrir, no estoy en absoluto de acuerdo con que la gente salga a la calle para cohibir a los jueces, ya existen mecanismos legales para tratar de que se modifique una sentencia si una de las partes la considera injusta, además de que en la Sala sólo han estado los Abogados y Jueces, que son los únicos que han visto las pruebas, por lo que el asunto debe dirimirse en sede judicial a la vista del expediente, no de las apreciaciones subjetivas.

Agradeciendo su atención, reciban un cordial saludo.

Sandra González Anasagasti

Valero Martínez, sobre el caso Alfie Evans:

Apreciados ‘actuallers’:

Permítanme un comentario a la declaración del hospital de Liverpool con respecto a su justificación en el caso del niño Alfie.

Afirma que su prioridad fue la dignidad y el confort del niño. Yo creo que la dignidad de una persona no depende de las cosas que le pasan, sino de lo que es. Jesús no perdió su dignidad por sus sufrimientos.No dejó por ellos de ser el Hijo de Dios.

De semejante manera nuestra dignidad no depende de lo que nos pase o de lo que tengamos: dinero, honores, fama, sino de lo que realmente somos. Y Dios quiere que seamos hijos suyos.Esa dignidad y la dignidad de ser seres humanos, nadie nos la puede quitar por mucho que nos denigren, calumnien o maltraten. 

Es de alabar el tratar de evitar el dolor, pero el negarle el agua, la alimentación, y la facilidad en la respiración no me parecen métodos de evitarle el dolor y procurarle el confort.

Un cordial saludo.

Valero Martínez

Víctor Viciedo, sobre la sentencia judicial contra la manada:

Amigos de ‘Actuall’:

No soy de los que considera  que una sentencia judicial sea palabra de Dios y que no se pueda criticar, al fin y al cabo los jueces son humanos y por ello pueden equivocarse o sus decisiones estar influidas por ideologías o por el ambiente externo. Dicho esto, no creo que sea muy democrático ni muy sano para el estado de derecho, acudir a manifestaciones contra las sentencias judiciales, rodear las audiencias, increpar a los jueces o recoger firmas para que los inhabiliten por sus decisiones, intimidando y presionando a los magistrados para que dicten sentencias acordes con un sentimiento social, la mayor de las veces, generado por lo juzgado y sentenciado en los medios de comunicación.

En el caso de “la manada”, el veredicto popular trata de imponer su criterio a unos jueces  que han construido un sumario de centenares de folios durante un año y medio de instrucción y que con todas las garantías procesales han valorado las pruebas periciales, han visionado los videos, han escuchado a las partes y los interrogatorios pertinentes de fiscales y abogados y en donde acorde con las leyes y la jurisprudencia existente han decidido que se trata de “un abuso sexual con acceso carnal continuado, no apreciando la violencia necesaria para considerarlo violación”, imponiendo una pena de nueve años de prisión.

Yo no creo que los tres jueces sean machistas, ni siquiera el del voto particular. El problema es que los jueces tienen que basar su sentencia en hechos probados, no en sentimientos ni en suposiciones. A todos nos parece aberrante lo que hicieron “la Manada” y todos suponemos lo que hicieron y como lo hicieron, pero la violencia debe ser probada y me da, que por la existencia del voto particular, que ni siquiera los videos lo prueban y sin embargo la sentencia es condenatoria por lo que de alguna forma al menos dos de los jueces creen la versión de la víctima.

Todo el mundo se ha convertido en juez “¡No fue abuso, fue violación!” ¿Cuántos de los manifestantes o de los tertulianos están licenciados en derecho, han ganado una oposición a juez, conocen nuestra legislación y la experiencia para interpretarla? ¿O es que el titulo de juez ahora lo dan ‘La Sexta’ y la ‘Cuatro’ en sus tertulias? 

Los mismos que ante un asesinato de una joven tras una violación nos dicen que no hay que legislar en caliente y que hay que abolir la prisión permanente revisable, son los que ahora tomando el feminismo como bandera, consideran sin conocer todos los detalles del sumario, que se trata de una violación y que nueve años de condena son pocos, por cierto ese mismo feminismo que no se inmuta en absoluto por la paliza en Alsasua a dos mujeres que estaban con sus parejas guardias civiles. Yo, como ellos, ignoro si nueve años son pocos o muchos, lo que sí sé es que en un Estado de Derecho como el nuestro dentro de las garantías del proceso existen los recursos y también sé que los jueces aplican la legislación existente, legislación que es debatida y aprobada por el legislativo, que a su vez votamos en las elecciones, por lo que nos guste o no es nuestra legislación. La actual se aprobó en 1998 con Felipe González como presidente del gobierno tipificando tres tipos de delitos sexuales “acoso, abuso y agresión sexual”, si los límites entre estos tres delitos no están bien marcados, pueden ser revisados y adaptados al sentir de la gente. Sentir que no es el de quien más grita y se indigna en las calles, sino el que sale de unas elecciones en donde podemos plasmar nuestra opinión votando al programa que más coincida con ella.

¿Alguien sabe, porque todos los que se están movilizando no han movido un dedo en el caso de ‘la manada’ de Alicante? ¿Será que son argelinos?

¿Alguien se imagina una manada de 10 en lugar de 5? ¿Alguien se imagina esa manada doble violando a una niña de 14 años, no de 18? ¿Alguien se imagina esa manada doble, violando a una niña de 14 años no durante 15 minutos sino durante 24 horas? ¿Alguien se imagina esos actos no en un portal donde te pueden sorprender en algún momento, sino en un piso?. Pues esto ha sucedido y, aunque cada uno de los detalles es inmensamente más deplorable que el de la manada sanferminera, los medios, las feministas, los políticos populistas y todos o casi todos, callan. Por cierto, esa manada argelina, además de hacer lo mismo que la otra, roba, trafica con droga, droga a las chicas, etcétera.

Pero, lo más grave del caso no es la interpretación de unos jueces como “abuso” en lugar de “violación”, ni si son muchos o pocos nueve años de condena, ya que para eso están los recursos. Lo más grave es ese sentimiento populista de dictar sentencias a base de una indignación fabricada en los medios, son esos juicios paralelos de las tertulias políticas, es esa presión a la que se somete a los jueces con esas alarmas sociales artificiales, es esa intimidación directa a los jueces, no como colectivo sino con nombre y apellido que es peor, buscando inclinar la balanza de la justicia del lado deseado por ciertos colectivos, como en este caso los movimientos feministas, que no son como muchos creen la oposición al machismo, sino la otra cara de esa absurda lucha de género.

Aunque en no pocas ocasiones la justicia nos decepcione por su manera de interpretar la ley, o por su manera de obviarla, es uno de los pilares de nuestro estado de derecho. Si queremos una democracia de verdad, la independencia judicial no solo hay que blindarla del poder político, sino también del poder mediático y de otros grupos de presión populistas, legislando al respecto, porque caso contrario corremos el riesgo de destruir nuestro estado derecho y de caer en unos sistemas donde la libertad está encarcelada y la justicia es de quien gobierna.

Víctor Viciedo

La manada y el gallinero

Una vez mas, totalmente de acuerdo con el impecable artículo publicado en su ‘Actuall’ del 27 de abril, por Candela Sande, titulado “La otra manada ».

Creo que resulta apropiado el calificativo metafórico de « la otra manada »,  para denominar a las turbas que, nada mas conocer el fallo de la sentencia y sin tan siquiera haberla leído, se han lanzado en tromba a las calles a insultar y linchar a jueces, clamando por su inhabilitación, y a culpar al indefenso « monigote » del inventado « Patriarcado » que supuestamente les ha dictado la sentencia ( a pesar de ser mujer uno de sus miembros ) , escupiendo las consabidas y trilladas consignas propias del feminismo radical: No obstante, yo calificaría también de propio de un « gallinero », el ruido mediático, añadido por los propios políticos de distintos partidos y por otros personajes públicos, que, preñados de un populismo impostado, proponen, ahora si, legislar en caliente, reeducar a los jueces o plantearse, incluso, la posibilidad de someterlos a expediente disciplinario, aprovechando el previo linchamiento mediático que están sufriendo.

Y todo ello, cuando lo cierto es que, si se tiene la paciencia de leer detenidamente la sentencia se comprueba, en primer lugar, que no ha habido absolución, sino que se ha  impuesto una pena, no precisamente leve, de 9 años de prisión para cada acusado, mas otros cinco años de libertad vigilada, mas una indemnización solidaria de 60.000 Euros. Y en segundo lugar, que si el Tribunal no ha ido mas allá ,y dado  el paso de calificar los hechos como querría esa « otra manada », es decir, como agresión sexual, es porque, como se deduce de la lectura de la sentencia, los propios hechos no parecen completamente claros, por su relativa ambigüedad, y por la falta de pruebas contundentes, especialmente en lo que se refiere al consentimiento de la víctima y a la conciencia de los condenados acerca de este. Y tampoco lo está la sinuosa linea que separa los conceptos legales de intimidación, y prevalimiento o abuso de superioridad, que son los dilemas a los que han tenido que enfrentarse los juzgadores, con división de opiniones.

Con esas imperfectas herramientas no es fácil emitir un juicio acertado y mucho menos que contente a todos; especialmente si se tiene en cuenta  que, nos guste o no, los jueces están obligados a aplicar el principio de presunción de inocencia y en caso de duda el principio « In dubio pro reo ». Y ello en todos los casos; Haya o no mujeres por medio.

Por tanto, ¿a qué viene tanto guirigay cuando el partido aùn no está terminado y quedan pendientes varios posibles recursos contra la sentencia?

Mucho me temo que de lo que se trata es de amedrentar a los jueces y prepararles el cuerpo para lo que les espera por si se les ocurre ratificar la sentencia y no enmendar la plana al Tribunal sentenciador.

Y si es así, ¿dónde queda la división de poderes y la independencia del Poder Judicial? 

Si Montesquieu  aún no ha muerto, alguien parece  empeñado en darle la puntilla.  

V. García

A. C., sobre las fosas comunes de la Guerra Civil española y la Ley de Memoria Histórica:

Qué obsesión por descubrir fosas comunes […] Yo no sé donde están los cuerpos de los hermanos de mi padre. Los ‘rojos’ los detuvieron en casa de mi abuelo y nunca más se supo de ellos. Si hoy estoy escribiendo esto es porque mi padre no se encontraba en nuestra ciudad cuando la Guerra empezó. 

Ni él ni mi abuelo se preocuparon nunca de los restos de sus familiares desaparecidos, ellos seguían vivos en sus memorias y creencias. 

Hablar de “valientes maquis” suena a cachondeo cuando, tras la Guerra, otro tío mío fue asesinado por una ráfaga de ametralladora de los terroristas, llamados ‘maquis’, sin saber si quiera a quién estaban disparando, pero mi tío y otros iban en coche, eran “burgueses”. 

Por otro lado lado, otro tío lucho en a V Brigada de Navarra; mi suegro, en la 84 División republicana. 

Un día, hablando ambos de aquellos terribles tiempos, recordaban cómo, durante la batalla de Teruel, se hizo un alto el fuego para que ambas partes enterraran a sus muertos en una misma fosa común. Claro que, se trataba de dos unidades militares y no de milicianos como el atracador de bancos Durruti. Esos jefes y oficiales que mandaban sus unidades eran caballeros, no chusma. 

Pero, lo que quería resaltar es que las fosas comunes no solo son de ‘rojos’ sino también de ‘blancos’ y que los ‘maquis’ no eran tal (guerrilleros) sino terroristas que mataban y robaban, y que no hizo falta para acabar con ellos ni el Ejército ni unidades especiales; bastó con  la Guardia Civil

A. C.

Envíanos comentarios, pistas de noticias y críticas a brief@actuall.com.

Únete a nuestra conversación en Twitter y Facebook.

¡Que pases un buen día!

El Brief de Actuall

Publicités

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

w

Connexion à %s